miércoles, 10 febrero 2021 / Publicado en Miopía, Novedades

La miopía es un defecto refractivo, es decir, un trastorno de enfoque del ojo, en el que las imágenes cercanas se ven con claridad, pero las distantes se ven borrosas. Normalmente se estabiliza entre los 20 y los 30 años.

Las causas de este trastorno son variadas, entre ellas podemos citar:

  • El factor hereditario: el hijo de padre/s miope/s tiene muchas probabilidades de desarrollar este defecto; aunque este es un factor preponderante, no es el más importante.
  • Otras patologías, visuales o no, pueden contribuir al desarrollo temporal de la miopía, como la diabetes o algunos tipos de cataratas.
  • El uso permanente de dispositivos electrónicos bajo una iluminación inadecuada pueden predisponer a la aparición de la miopía.

Síntomas de la miopía

El principal síntoma es la visión clara de cerca, pero borrosa de lejos.

La fatiga visual, la migraña o el acercarse mucho o hacer fuerza para ver los objetos son indicativos de la aparición de la miopía.

Tipos de miopía

Este defecto refractivo se puede presentar en distintos grados:

Miopía simple o leve: normalmente corregible mediante lentes de contacto o anteojos permanentes. Está dentro del rango desde las 0,5 hasta las 3 dioptrías.

Miopía moderada: oscila entre las 3 y las 6 dioptrías. Se precisa de una corrección ocular para poder realizar normalmente la mayoría de las actividades diarias.

Miopía grave: desde las 6 y hasta las 8 dioptrías, se considera una miopía grave. Sin lentes o cirugía refractiva, la persona puede tener problemas para enfocar objetos que estén dentro de los 40 cm más próximos.

Miopía magna o patológica: en casos poco frecuentes, la miopía puede degenerar rápida y gravemente, presentando un riesgo mayor de sufrir un desprendimiento de retina y de sufrir cataratas.

Tratamiento correctivo

Como el grado de miopía en cada paciente es diferente, es necesaria una consulta con el oftalmólogo para determinar el tratamiento más adecuado a nuestra necesidad en particular. Quizás el especialista nos recete el uso de lentes de contacto o anteojos permanentes.

Puede ser que en algunos casos sea necesaria una cirugía refractiva con el fin de corregir la miopía. En la Clínica de Ojos Reyes-Giobellina realizamos esta operación para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

Destacamos siempre la importancia de consultar al especialista, quien, en base a estudios especializados, estará en posición de recomendarnos la técnica de cirugía refractiva más acorde a nuestro estado visual. Estos estudios también son importantes porque determinarán si somos aptos para realizarnos este tipo de intervención.

La operación es muy breve, ambulatoria, e indolora. La recuperación es tan rápida que al otro día de la cirugía podremos incorporarnos a nuestra vida normal, siempre y cuando acatemos estrictamente las recomendaciones del especialista.

Hay tres técnicas para realizar una cirugía refractiva, explicadas brevemente a continuación (le invitamos a leer el artículo sobre la cirugía refractiva que está en la sección de “Novedades”):

  1. Operación de ojos láser realizada con Tecnología Láser de Femtosegundo (FemtoLasik)

La primera fase de la cirugía, mediante la asistencia de nuestro láser de femtosegundo Ziemer FEMTO LDV Z8, es el levantamiento de la capa corneal. La segunda etapa, mediante el empleo del laser Excímer Teneo 2, es la corrección del defecto refractivo, recolocando además la capa corneal.

De esta manera, la cirugía es 100% láser, evitando la intervención del bisturí, los cortes, las quemaduras y las maniobras manuales erróneas. Somos el primer y único centro oftalmológico de toda la provincia de Córdoba en utilizar esta tecnología, que se emplea en las mejores clínicas del mundo.

  1. Lentes Intraoculares Fáquicas

Esta es otra alternativa, y consiste en el implante de una lente sin necesidad de extraer el cristalino ni dañar ninguna estructura interna del ojo; más bien, es colocada en la cámara posterior detrás de la pupila, entre el iris y el cristalino. Esta técnica mejora la calidad visual preservando la córnea en su estado natural.

También es breve, y la adaptación a la rutina luego de la cirugía es rápida.

  1. PRK/Lasek

La PRK consiste en el retiro y descarte del epitelio corneal. Luego de este primer paso, el láser actúa moldeando la córnea y retirando tejido de la misma sin dañar los tejidos cercanos. El epitelio volverá a regenerarse entre una y dos semanas después de la operación.

La LASEK es la elevación parcial de la capa epitelial, mediante un instrumento llamado trépano, y, luego de la actuación del láser, esta capa volverá a colocarse en su sitio.

Para mas información te invitamos a consultar en cualquiera de nuestras sedes.

jueves, 04 febrero 2021 / Publicado en Novedades, Queratocono

Es una deformación de la córnea, que se hace más fina y sobresale del ojo gradualmente en forma de cono. Esta debe mantenerse transparente y con una curvatura adecuada para garantizar su función: proteger al ojo del ingreso de partículas extrañas, además de “cuidar” al iris y al cristalino.

Se desconoce el origen de esta enfermedad bilateral, crónica y progresiva, que aparece, normalmente, alrededor de los 15 o 16 años, y que evoluciona paulatina y degenerativamente hasta los cuarenta años.

Esta enfermedad es asimétrica, es decir, que pueden presentarse grados distintos de queratocono en cada ojo. Cuando se presenta en grado leve, los síntomas pueden ser la irritación y la visión borrosa; en los casos moderados y graves, se agudiza la disminución de la visión. La afección puede empeorar si el paciente se frota los ojos constantemente.

Causas de su aparición

Se sigue tratando de conocer y encontrar aquellas causas que originan el queratocono. Pero hay algunas que, hasta cierto punto, podrían estar vinculadas a la aparición de esta enfermedad, como la transmisión hereditaria, o la sobreexposición a los rayos UV, entre otras.

Síntomas de la enfermedad

El queratocono puede presentarse de manera leve, moderada o grave. Dependiendo del grado en que afecte, pueden darse estos síntomas:

  • Una visión ligeramente distorsionada
  • Visión borrosa leve
  • Mayor sensibilidad a la luz
  • Deslumbramiento
  • Una miopía y astigmatismo más agudos
  • Una visión más borrosa y distorsionada.

Tratamiento del queratocono

En la Clínica de Ojos Reyes-Giobellina, tenemos tres pilares fundamentales para el tratamiento de esta enfermedad. En cualquiera de los tres casos, es necesaria la consulta con el oftalmólogo, quien, en base a estudios personalizados y especializados, podrá recomendarnos la técnica, quirúrgica o no, más adecuada a nuestro caso y a nuestras necesidades, así como los beneficios y las prescripciones a seguir durante los períodos pre y post operatorio.

Cross-linking corneal

Consiste en la aplicación sobre la córnea de un colirio de vitamina B12 (riboflavina) y de rayos UVA (ultravioleta). Así, mediante el incremento de enlaces moleculares, se estabiliza la estructura de la córnea, para que esta no se deforme progresivamente, y se refuerza el colágeno corneal debilitado por el queratocono.

Otras características de esta técnica es que es ambulatoria, es decir, que no requiere internación. La anestesia es tópica (con gotas) y local. Su efectividad es muy alta.

Implante de anillos intraestromales

Los anillos intraestromales, también llamados intracorneales, son dispositivos semicirculares, de material biocompatible y transparente, que tienen como objetivo regularizar la córnea, aportar firmeza a su estructura y mejorar su forma. Esta opción ayuda a retrasar o evitar la necesidad de un trasplante de córnea.

Algunas ventajas de esta técnica son la mayor tolerancia a los anteojos y lentes de contacto, una mejor superficie corneal y una mejor calidad visual. Este procedimiento es ambulatorio, y la cirugía suele ser rápida.

Es necesario crear un “túnel” en el estroma, o capa central de la córnea, para la colocación de estos anillos; para ello, en la Clínica de Ojos Reyes-Giobellina estamos asistidos por el láser de femtosegundo Ziemer FENTO LDV Z8. Gracias a esta tecnología, única en toda la provincia de Córdoba, se obtiene mejor precisión, predictibilidad, seguridad y rapidez en la cirugía.

Luego de la misma, si bien al otro día uno ya puede reincorporarse a la vida normal, hay que esperar un par de semanas para lograr alcanzar la estabilidad visual. Por eso, durante esta etapa, la postoperatoria, deben seguirse estrictamente las recomendaciones del especialista.

Trasplante de córnea

Cuando la situación no se puede revertir ni mejorar con las dos técnicas anteriores, es necesario realizar un trasplante de córnea. Esta cirugía también recibe el nombre de queratoplastia.

Se toma la misma de un donante, recientemente fallecido; esta operación devuelve transparencia a la córnea dañada, y, por ende, se recupera también parte de la visión.

La aplicación de nuestro láser de femtosegundo durante la cirugía ayuda a prevenir cortes, quemaduras y maniobras manuales erróneas, además de poder realizar microincisiones de manera precisa.

Tipos de técnicas de trasplante corneal

El trasplante o queratoplastía penetrante se lleva a cabo cuando la totalidad del espesor de la córnea se ve afectada. Se descarta un área circular del centro de nuestra propia córnea, siendo reemplazada por la misma área circular, pero de la córnea de un donante. La sutura es microscópica e invisible.

La queratoplastia lamelar anterior profunda (conocida como DALK, por su nombre en inglés), es un trasplante corneal parcial en el que se sustituye el estroma del paciente por uno sano, manteniendo la membrana de Descemet y el endotelio; así, se reduce el porcentaje de rechazo. Es parcial porque no se descartan todas las capas corneales.

La técnica conocida como DSAEK (trasplante corneal endotelial) hace posible la sustitución de la capa de células endoteliales, junto a la membrana de Descemet. Está indicada especialmente para aquellos pacientes que presentan patologías que afectan a las capas posteriores de la córnea.

Por último, la DMEK (queratoplastia endotelial de membrana de Descemet) es un trasplante únicamente de la capa celular del endotelio corneal.

El equipo de oftalmólogos de la Clínica de Ojos Reyes-Giobellina hará un examen minucioso de su visión y le recomendará la técnica más adecuada a su situación.

TOP
Open chat
Whatapp